Saltar al contenido

Los Aceites Esenciales más Puros y Naturales

Muchas veces te habrás preguntado qué son los aceites esenciales y cuáles son sus propiedades. Realmente, los beneficios para la salud que pueden brindarte estos compuestos son numerosos y se conocen desde hace milenios y no pierden vigencia.

¡En aceitesesencialesde.com te invitamos a que los conozcas mejor!

Tipos de Aceite Esencial

Pero… ¿Qué son los Aceites Esenciales?

Podemos definir los aceites esenciales como conglomerados de distintas materias vegetales que se extraen fundamentalmente mediante un proceso de destilación, aunque existen otras maneras de obtener estas sustancias.

Aceites escensiales
Los aceites esenciales naturales dependen del método de extracción.

Usos de los aceites esenciales

Hay tres formas en las que estos extractos puedan incidir directamente en nuestro organismo: a través de la piel, del sistema digestivo y mediante el olfato. Al aplicar estas sustancias, vas a transferir sus beneficios a la dermis y a la epidermis. Finalmente, se pueden ingerir en forma de píldoras. 

Para realizar un uso correcto de los aceites han de diluirse previamente con otras sustancias que actúan como conductores de sus propiedades. Como excepción, los aceites de lavanda, de manzanilla y del árbol del té pueden administrarse en la piel directamente, sin necesidad de mezclarse con otros compuestos. 

Uno de los usos más habituales es la aplicación sobre el rostro. En este caso bastará con verter unas pocas gotas en zonas estratégicas de la cara y extenderlas con un suave masaje. Su uso habitual evita los procesos de degeneración natural en las células de la piel.

Se pueden emplear también sobre otras zonas del cuerpo, acompañados a su vez de un ligero masaje. En este caso se favorecerá la circulación sanguínea y a la vez se obtendrá una mayor firmeza de los tejidos. Se suelen utilizar en determinados tratamientos para combatir la celulitis o para hidratar el cabello. 

A la hora de utilizar los aceites esenciales, has de tener ciertas precauciones. No deben entrar en contacto con las mucosas o los ojos. Igualmente ha de evitarse aplicarlos en la piel directamente, con las excepciones ya citadas. Salvo las píldoras fabricadas expresamente para dicho fin, los productos basados en estas sustancias no están hechos para ser ingeridos.

Algunos aceites de este tipo pueden ocasionarte quemaduras o manchas si se administran en la piel y posteriormente tomas el sol. En concreto, los derivados de cítricos pueden tener estos efectos perniciosos. Otros extractos, como los de lavanda, árbol del té o manzanilla, deben ser evitados por personas que sufran algún tipo de alteración neurológica o coronaria. Por último, es importante siempre acudir a un profesional y especialmente en caso de que vayan a ser utilizados por mujeres embarazadas, bebés o ancianos.

Entonces ¿la aromaterapia y los aceites esenciales?

La aromaterapia es un tipo de tratamiento alternativo que emplea aceites esenciales aromáticos de plantas, cortezas, hierbas y flores los cuales se inhalan con el fin de promover el bienestar físico y psicológico. A veces, se pueden usar en combinación con masajes y otras técnicas terapéuticas como parte de un enfoque de 360 grados de tratamiento. Normalmente se usan mediante difusores o humidificadores.

Propiedades de los aceites esenciales

Son muchos los beneficios para la salud de estos productos. Aunque cada uno de ellos tendrá propiedades específicas, de forma genérica podemos establecer una serie de ventajas del conjunto de estos aceites esenciales. Todos estos compuestos tienen cualidades antiinflamatorias, relajantes, tonificantes, antisépticas y para la cicatrización de las heridas, entre otras. 

Hay algunos productos que te van a ayudar a conciliar el sueño, como por ejemplo el aceite de lavanda. Este producto también puede ayudar a descongestionar tu nariz en caso de resfriado o alergia. Otras variedades son muy eficaces para aliviar las picaduras de insectos y apaciguar las irritaciones provocadas por la exposición al sol. También se recurre a estos óleos para combatir el acné

De forma más específica, las plantas de las que proceden estos productos albergan propiedades determinadas. Por ejemplo, los derivados del geranio favorecen la tonificación y el fortalecimiento de la piel. Los aceites extraídos de la zanahoria tienen unas propiedades antioxidantes y de revitalización de las pieles cansadas y secas. El aceite de eucalipto y romero se usan en el tratamiento del cuero cabelludo. El orégano, por su parte, es muy utilizado para erradicar la celulitis. Se podrían citar toda una tabla de aceites esenciales y los efectos que tienen las plantas que nos proporcionan estos extractos. 

Lista de aceites esenciales

Existen tantos tipos de sustancias oleosas como plantas de las que derivan. Atendiendo a su origen podríamos hablar de más de cuarenta variedades. Entre ellas podemos citar los provenientes de la bergamota, la caléndula, de ciprés, el eucalipto, la mandarina o la naranja. 

No obstante, también podemos clasificar los diferentes tipos de aceites según sus propiedades. En este caso podemos distinguir hasta un total de dieciocho tipos: antiespasmódicos, carminativos, analgésicos, desodorantes, antibacterianos, vermífugos, vulnerarios, sedantes, antisépticos, febrífugos, digestivos, cicatrizantes, diaforéticos, antioxidantes, antirreumáticos, antibióticos, antineurálgicos o colagogos.


Las mejores marcas de aceites esenciales

Las mejores marcas de aceites esenciales para comprar son Anjou, art naturals, Lagunamoon, Naissance, Homasy y VicTsing.

Orígenes de estos aceites

Estas sustancias se han venido usando desde hace miles de años. La civilización egipcia ya las manejaba, como componentes de muchos ungüentos, tres milenios antes del nacimiento de Cristo. Se utilizaban confines cosméticos y medicinales, aunque también con propósitos religiosos, para ahuyentar a los malos espíritus. Posteriormente, los chinos y los griegos harían uso de estos remedios también, en tratamientos y rituales religiosos.

Pero fueron los romanos y después los árabes quienes perfeccionaron las técnicas y los conocimientos heredados de las civilizaciones anteriores. Durante el siglo XX se utilizaron ampliamente en las dos contiendas mundiales por sus propiedades curativas. A mitad de esa centuria comenzaron a utilizarse en cosmética y en las terapias basadas en masajes.

Formas de extracción de los aceites

Estos extractos se obtienen a partir de diferentes procedimientos. La destilación es un proceso con la que se obtendrá el producto sometiendo diversas partes de las plantas a la acción del vapor de agua. Al final, se condensa el aceite en estado líquido. Este procedimiento tiene una duración aproximada de veinte horas.

Mecánicamente es la forma más corriente de obtener estos extractos, al someter la planta a presión; de esta manera se separa el aceite del agua. La maceración es también ampliamente utilizada. Las plantas se sumergen en un líquido, generalmente una sustancia oleosa vegetal, y se dejan en reposo durante varias semanas sin contacto con la luz solar. Si requieres más información sobre cómo hacer aceites esenciales ampliamos en el enlace toda esta información.


Estos extractos poseen infinidad de cualidades que te van a ayudar a mejorar tu salud y a tener una mayor calidad de vida. Anímate a descubrir los múltiples de beneficios de los aceites esenciales

También te puede interesar

Comprar Dron Barato

Drones